¿Qué es la migración a la nube? | Estrategia de migración a la nube

La migración a la nube es el proceso de transferir bases de datos, aplicaciones y procesos de TI a la nube, o de una nube a otra.

Share facebook icon linkedin icon twitter icon email icon

Migración a la nube

Objetivos de aprendizaje

Después de leer este artículo podrá:

  • Comprender qué es la migración a la nube
  • Analizar por qué las empresas se trasladan a la nube
  • Conocer algunos desafíos de migrar a la nube
  • Explorar estrategias de migración a la nube

¿Qué es la migración a la nube?

Internet Cloud Migration

La migración a la nube es el proceso de trasladar las operaciones empresariales digitales a la nube. La migración a la nube es una especie de cambio físico, pero que implica trasladar datos, aplicaciones y procesos de TI de unos centros de datos a otros centros de datos, en lugar de empaquetar y trasladar bienes físicos. Al igual que un cambio de una oficina pequeña a una más grande, la migración a la nube requiere mucha preparación y trabajo previo, pero generalmente el esfuerzo merece la pena, pues lleva a ahorrar costes y a una mayor flexibilidad.

Casi siempre, "migración a la nube" describe el traslado de la infraestructura local o heredada a la nube. Sin embargo, el término también puede aplicarse a una migración de una nube a otra.

¿Qué es la infraestructura heredada?

En informática, el hardware o el software se considera "heredado" si está desactualizado pero todavía en uso. Los productos y procesos heredados generalmente no son tan eficientes o seguros como las soluciones más actualizadas. Las empresas que se estancan utilizando sistemas heredados corren el riesgo de quedar en desventaja con respecto a sus competidores; también se enfrentan a un mayor riesgo de vulneraciones de datos.

El software o hardware heredado puede volverse poco fiable, ejecutarse lentamente o puede ser que el proveedor original deje de ofrecer asistencia. Windows XP, por ejemplo, es un sistema operativo heredado: lanzado en 2001, sus capacidades han sido superadas por versiones posteriores de Windows, y Microsoft ya no ofrece asistencia con el sistema operativo lanzando parches ni actualizaciones para él.

La infraestructura incluye servidores, equipos de redes, aplicaciones, bases de datos y cualquier otro software o hardware fundamental para el negocio. La infraestructura heredada, como los servidores antiguos o los dispositivos de firewall físicos, puede ralentizar los procesos comerciales de una empresa. También puede añadir más riesgos de seguridad a medida que los proveedores originales dejan de ofrecer asistencia para sus productos y dejan de lanzar parches de seguridad.

La infraestructura heredada generalmente se aloja en instalaciones propias, lo que significa que se encuentra físicamente en edificios o en propiedades donde opera la organización. Por ejemplo, muchas empresas alojan un centro de datos local en el mismo edificio donde trabajan sus empleados.

Las empresas que dependen de la infraestructura heredada en sus instalaciones no pueden beneficiarse de la computación en la nube. Debido a esto, hoy en día la mayoría de las empresas han realizado al menos una migración parcial a la nube.

¿Cuáles son los principales beneficios de migrar a la nube?

  • Escalabilidad: la computación en la nube puede ampliarse para soportar cargas de trabajo más grandes y un mayor número de usuarios con mucha más facilidad que la infraestructura local, que requiere que las empresas compren y configuren servidores físicos, equipos de red o licencias de software adicionales.
  • Coste: las empresas que se trasladan a la nube a menudo reducen enormemente los gastos en operaciones de TI, ya que los proveedores de la nube se encargan del mantenimiento y las actualizaciones. En lugar de en mantener las cosas al día y operativas, las empresas pueden concentrar más recursos en sus principales necesidades comerciales: desarrollar nuevos productos o mejorar los existentes.
  • Funcionamiento: a algunas empresas, migrar a la nube les permite mejorar el funcionamiento y la experiencia general del usuario de sus clientes. Si su aplicación o sitio web se aloja en centros de datos en la nube en lugar de en varios servidores locales, entonces los datos no tendrán que viajar tan lejos para llegar a los usuarios y se reducirá la latencia.
  • Flexibilidad: los usuarios, ya sean empleados o clientes, pueden acceder en la nube a los servicios y datos que necesitan desde cualquier lugar. Esto facilita que la empresa se expanda a nuevos territorios, ofrezca sus servicios a un público internacional y dé flexibilidad en el trabajo a sus empleados.

¿Cuáles son las principales dificultades de migrar a la nube?

Physical Cloud Migration
  • Migrar grandes bases de datos: a menudo, las bases de datos tendrán que trasladarse por completo a una plataforma diferente para funcionar en la nube. Trasladar una base de datos es difícil, especialmente si cuenta con grandes cantidades de datos. De hecho, algunos proveedores de nube ofrecen métodos físicos de transferencia de datos, como cargar los datos en un dispositivo de hardware y luego enviar el dispositivo al proveedor de nube, para grandes bases de datos que tardarían demasiado tiempo en transferirse a través de Internet. Los datos también se pueden transferir a través de Internet. Independientemente del método, la migración de datos suele tardar bastante tiempo.
  • Integridad de los datos: después de transferir los datos, el siguiente paso es comprobar que los datos estén intactos y seguros, y no se hayan filtrado durante el proceso.
  • Operatividad continuada: las empresas necesitan garantizar que sus sistemas actuales permanezcan operativos y disponibles durante toda la migración. Deberá haber cierta superposición entre las instalaciones locales y la nube para garantizar un servicio continuo; por ejemplo, es necesario hacer una copia de todos los datos en la nube antes de cerrar una base de datos existente. Las empresas generalmente tienen que trasladarse poco a poco y no de una vez.

¿Cómo funciona la migración de las instalaciones locales hacia la nube?

Cada empresa tiene necesidades diferentes y, por lo tanto, seguirá un proceso ligeramente diferente para migrar a la nube. Los proveedores de nube pueden ayudar a las empresas a configurar su proceso de migración. La mayoría de las migraciones a la nube incluyen estos pasos básicos:

  1. Establecer objetivos: ¿Qué mejoras de funcionamiento espera la empresa? ¿En qué fecha quedará obsoleta la infraestructura heredada? Establecer objetivos medibles ayuda a la empresa a determinar si la migración ha ido bien o no.
  2. Crear una estrategia de seguridad: la ciberseguridad en la nube requiere un enfoque diferente en comparación con la seguridad local. En la nube, los activos corporativos ya no están detrás de un firewall y el perímetro de la red esencialmente no existe. Puede ser necesario desplegar un firewall en la nube o un firewall de aplicaciones web.
  3. Copiar datos constantemente: seleccionar un proveedor de nube y replicar las bases de datos existentes. Esto debe hacerse continuamente durante todo el proceso de migración para que la base de datos en la nube permanezca actualizada.
  4. Trasladar la inteligencia empresarial: esto podría implicar refactorizar o reescribir código (ver a continuación). Se puede hacer poco a poco o de una vez.
  5. Cambiar la producción de las instalaciones locales a la nube: la nube se activa. La migración se ha completado.

Algunas empresas desactivan su infraestructura local al final de estos pasos, mientras que otras pueden mantener los sistemas heredados en su lugar como reserva o como parte de un despliegue de nube híbrida.

¿Qué estrategia de migración a la nube deben adoptar las empresas?

Gartner, una empresa muy influyente de investigación de tecnologías de la información, describe 5 opciones para las organizaciones que migran a la nube. Estas estrategias de migración a la nube se conocen comúnmente como las "5 R":

  • Realojar: el realojamiento puede considerarse como "lo mismo, pero en servidores en la nube". Las empresas que eligen esta estrategia seleccionarán un proveedor de IaaS (Infraestructura como servicio) y reproducirán su arquitectura de aplicaciones en esa infraestructura.
  • Refactorizar: las empresas que opten por refactorizar reutilizarán el código y los marcos de trabajo ya existentes, pero ejecutarán sus aplicaciones en una plataforma de proveedor de PaaS (Plataforma como servicio), en lugar de en IaaS, como al realojar.
  • Revisar: esta estrategia implica reescribir o expandir parcialmente la base de código, luego desplegarla realojando o refactorizando (ver arriba).
  • Reconstruir: "reconstruir" significa reescribir y rediseñar la aplicación desde cero en la plataforma de un proveedor de PaaS. Este proceso puede requerir mucha mano de obra, pero también permite a los desarrolladores sacar partido de las funciones actuales de los proveedores de PaaS.
  • Reemplazar: las empresas también pueden optar por descartar sus aplicaciones antiguas por completo y cambiarse a aplicaciones ya creadas de SaaS (Software como servicio) de proveedores indirectos.

¿Qué tipo de despliegue en la nube deben elegir las empresas?

Además de la estrategia de migración a la nube, las empresas deben decidir cómo será su despliegue en la nube una vez que se complete la migración.

Una nube híbrida mezcla dos o más tipos de entornos, combinando nubes públicas, nubes privadas o centros de datos locales heredados. Para que un despliegue de nube híbrida funcione bien, la integración debe ser estricta en todas las nubes desplegadas y los centros de datos, del mismo modo que los miembros de un equipo necesitan una comunicación especialmente estrecha si se distribuyen en diferentes oficinas.

Un despliegue de nube múltiple combina dos o más nubes públicas (las nubes públicas son compartidas por más de un cliente). La nube múltiple puede servir para varios propósitos: redundancia/respaldo, ahorro de costos o aprovechamiento de funciones de diferentes proveedores de nube, por ejemplo.

Desplegar una sola nube de un solo proveedor de nube no siempre es factible para un negocio, pero es una opción. Los proveedores de nube ofrecen nubes públicas y nubes privadas; la diferencia es que las nubes privadas no se comparten con ninguna otra empresa.

¿Cómo ayuda Cloudflare con las migraciones a la nube?

Cloudflare ofrece un solo plano de control para los productos de funcionamiento y seguridad necesarios para que el traslado a la nube vaya bien, como DNS, equilibrio de carga, WAF de Cloudflare y otros. Todos estos productos están integrados y se pueden administrar desde un único panel de control (ver un caso práctico de migración a la nube). Cloudflare se integra fácilmente con cualquier tipo de despliegue en la nube: nube pública, nube privada, nube híbrida o multinube.

Más información sobre cómo funciona la computación en la nube.