Consejos para mejorar la velocidad del sitio web | Cómo acelerar los sitios web

Si un sitio web no funciona bien, los desarrolladores pueden tomar varias medidas para diagnosticar y solucionar sus problemas.

Objetivos de aprendizaje

Después de leer este artículo podrás:

  • Más información sobre cómo empezar a optimizar el rendimiento del sitio web
  • Entender algunos de los factores que afectan a la velocidad del sitio web
  • Elige entre varias estrategias de mejora de rendimiento

Contenido relacionado


¿Quieres saber más?

Suscríbase a theNET, el resumen mensual de Cloudflare sobre las ideas más populares de Internet.

Revisa la política de privacidad de Cloudflare para saber más sobre cómo Cloudflare gestiona tus datos personales.

Copiar enlace del artículo

Mejorar el rendimiento de tu sitio web con Cloudflare Pro y nuestros complementos de herramientas de velocidad

El rendimiento web es un término que engloba la calidad medible y percibida de la experiencia del usuario de un sitio web —con especial énfasis en la velocidad y fiabilidad de la página.

Los desarrolladores y propietarios de los sitios web pueden tomar una serie de medidas para mejorar el rendimiento de su sitio web. Estos pasos incluyen la optimización de factores del diseño web, tales como el tamaño de las imágenes, el formato del código y el uso de scripts externos, junto con la elección de buenos proveedores para el alojamiento, el almacenamiento de contenido en caché y load balancing.

Cuando las páginas web se cargan más rápido y de forma más fiable, no solo ofrecen una mejor experiencia del usuario, sino que también tienden a posicionarse mejor en los resultados de búsqueda orgánica, tienen mayor visibilidad para los posibles visitantes web y, a menudo, ven un mayor porcentaje de conversión.

Velocidad del sitio

Cómo probar el rendimiento de un sitio web

El primer paso fundamental para mejorar el rendimiento de un sitio web es medir su rendimiento actual. Varios factores determinan cómo perciben los usuarios (y otras partes) la velocidad y fiabilidad de un sitio web, y medir estos factores es la única forma de saber qué acciones impulsarán la mayor mejora.

Existen varias herramientas gratuitas para medir el rendimiento, como Google Lighthouse (disponible en la suite DevTools del navegador web Google Chrome) y Cloudflare Observatory (disponible para cualquier usuario de Cloudflare en su panel de control).

¿Qué deben evaluar los propietarios de los sitios web con estas herramientas? Un buen punto de partida es Core Web Vitals — un conjunto de tres métricas que miden aspectos importantes del rendimiento de la web:

  • La Pintura con contenido mayor mide la rapidez con la que se carga el elemento más grande de una página
  • El Retraso de la primera entrada mide la rapidez con que una página responde a la entrada del usuario
  • El Cambio de diseño acumulativo mide la estabilidad visual de los elementos de una página

Además de ofrecer valiosas señales de experiencia del usuario, mejorar las Core web Vitals de una página puede hacer que se posicione mejor en los resultados orgánicos de búsqueda de Google.

Otras métricas importantes que hay que evaluar son el Tiempo hasta el primer byte (la rapidez con que empieza a cargarse una página), la velocidad de búsqueda DNS (la rapidez con que el Servicio de nombres de dominio de una página traduce un nombre de dominio en una dirección IP) y el Tiempo hasta la interactividad (la rapidez con que un usuario puede interactuar con una página).

Para ver cómo la medición de estas métricas se puede traducir en acción, considera los siguientes ejemplos:

  • Una página web con una Pintura con contenido mayor lento está tardando demasiado en mostrar a los usuarios su componente más grande. El propietario de la página web podría investigar si se está cargando algún código innecesario antes de ese componente — y considerar si debe eliminar o no dicho código.
  • Una página web con un Tiempo hasta el primer byte lento tarda mucho en recuperar los recursos del sitio web
  • de su servidor de origen.El propietario de la página web podría investigar los tiempos de respuesta de su proveedor de DNS y del servidor del sitio web — considerando reconfigurar o sustituir uno o ambos servicios.

Cómo mejorar el rendimiento de los sitios web

Aunque no existe un modelo garantizado para un rendimiento web sólido, los propietarios de los sitios web pueden utilizar las siguientes prácticas recomendadas para ayudar a aumentar la velocidad y fiabilidad del sitio:

Optimizar imágenes

Las imágenes suelen ser las que más tardan en cargarse en un sitio web, pues los archivos de imagen suelen ser de mayor tamaño que los archivos HTML y CSS.Por suerte, el tiempo de carga de una imagen puede reducirse mediante la optimización de imagen, que normalmente implica reducir su resolución y dimensiones, y comprimir el archivo de imagen mismo.

Limitar el número de solicitudes HTTP

La mayoría de las páginas web requieren que los navegadores realicen varias solicitudes HTTP para varios activos de la página, como imágenes, scripts y archivos CSS. De hecho, muchas páginas web requieren decenas de estas solicitudes. Cada solicitud supone un viaje de ida y vuelta al servidor que aloja el recurso, lo que puede aumentar el tiempo total de carga de una página web.

Debido a estos posibles problemas, el número total de activos que debe cargar cada página se debe mantener al mínimo. Una prueba de velocidad debería ayudar a identificar qué solicitudes HTTP tardan más.

Utilizar el almacenamiento en caché HTTP del navegador

La caché del navegador es un lugar de almacenamiento temporal en el que los navegadores guardan copias de archivos estáticos para poder cargar las páginas web visitadas recientemente mucho más rápido. Los desarrolladores pueden instruir a los navegadores para que guarden en caché elementos de una página web que no cambiarán a menudo. Las instrucciones para el almacenamiento en caché del navegador van en los encabezados de las respuestas HTTP del servidor de alojamiento. Esto reduce considerablemente la cantidad de datos que el servidor necesita transferir al navegador, acortando los tiempos de carga para los usuarios que visitan con frecuencia determinadas páginas.

Elimina el JavaScript innecesario que bloquea la representación

Las páginas web pueden tener código innecesario que se carga antes que el contenido más importante de la página, lo que ralentiza el tiempo total de carga. Esto es especialmente común en los sitios web grandes con muchos propietarios que añaden código y contenido de forma independiente. Los propietarios de las páginas web pueden utilizar una herramienta de rendimiento web para identificar el código innecesario en las páginas de bajo rendimiento.

Limita el uso de scripts externos

Todos los elementos de la página web con secuencias de comandos que se cargan desde otro lugar —como sistemas de comentarios externos, botones CTA, complementos CMS o ventanas emergentes de generación de clientes potenciales— deben cargarse cada vez que se carga una página.

Dependiendo del tamaño del script, pueden ralentizar una página web o hacer que no se cargue en lo absoluto (esto se denomina "salto de contenido" o "desplazamiento del diseño" y puede ser especialmente frustrante para los usuarios de dispositivo móvil, que a menudo tienen que desplazarse para ver toda la página web).

Limitar el uso de redireccionamiento

Una redirección se produce cuando los visitantes de una página web son redirigidos a otra página. Las redirecciones añaden algunas fracciones de segundo, o a veces incluso segundos enteros, a los tiempos de carga de las páginas. Las redirecciones a veces son inevitables, pero pueden utilizarse en exceso — y pueden acumularse con el tiempo en sitios web más grandes con múltiples propietarios. Los propietarios de sitios web deben establecer directrices claras sobre el uso de redirecciones y escanear periódicamente la página web importante en busca de redirecciones innecesarias.

Minificar los archivos CSS y JavaScript

Minificar el código significa eliminar todo lo que un ordenador no necesita para comprender y ejecutar el código, incluidos los comentarios de código, los espacios en blanco y los puntos y comas innecesarios. Esto hace que los archivos CSS y JavaScript sean ligeramente más pequeños para que carguen más rápido en el navegador y ocupen menos ancho de banda. Aunque la minificación suele proporcionar mejoras de rendimiento marginales, sigue siendo una buena práctica recomendada.

Usar servicios eficaces de terceros para funciones importantes del sitio web

  • Alojamiento: incluso el sitio web mejor diseñado se cargará lentamente si su servidor de origen responde con lentitud a las solicitudes.Los propietarios de sitios web deben elegir un servidor con un tiempo medio de respuesta inferior a 200 ms y con un buen historial de fiabilidad.
  • DNS: el DNS es un sistema que traduce los dominios (tal como,example.com)en direcciones IP — una parte importante del proceso de carga de la página.Los propietarios de los sitios web deben elegir servicios DNS que proporcionen resultados ("resuelvan") de forma rápida y fiable, en lugar de confiar en el DNS de su servidor web.
  • Almacenamiento en caché: cuanto más cerca esté el contenido del sitio web de las personas que lo solicitan, más rápido podrán recibirlo.Los propietarios de los sitios web deben utilizar una red de entrega de contenido (CDN) para almacenar en caché contenido web en muchos lugares del mundo, de modo que las solicitudes de los usuarios no tengan que viajar cientos o miles de kilómetros (y a través de muchas redes autónomas) para llegar al servidor de origen del sitio web.
  • Ciberseguridad: los ataques DDoS, bots maliciosos y otros ciberataques pueden degradar el rendimiento de un sitio web.Este tema es demasiado amplio para abordarlo aquí en detalle, pero los propietarios de los sitios web deben elegir un proveedor de seguridad de aplicación web que filtre el tráfico malicioso sin ralentizar el tráfico legítimo.

Cómo Cloudflare ayuda a mejorar el rendimiento web

Cloudflare es una plataforma global para la seguridad y rendimiento de Internet. La plataforma puede ayudar a los sitios web de cualquier tamaño y complejidad a mejorar su rendimiento al conectarse a una red global de 320ciudades.

Para sitios web personales y de pequeñas empresas, Cloudflare ofrece planes gratuitos y de bajo costo que se activa en minutos e incluye automáticamente importantes mejoras de rendimiento del sitio web:

  • Servicios DNS de alto rendimiento
  • CDN
  • Optimización de la imagen
  • Optimización móvil
  • Protección contra ataques DDoS y de bots maliciosos comunes

Para empresas grandes, Cloudflare también ofrece servicios de rendimiento de grado Enterprise que funcionan con cualquier tipo de aplicación o infraestructura web.