¿Qué es un registrador de nombres de dominio?

Un registrador de nombres de dominio proporciona registros de nombres de dominio al público en general. Un error común es creer que los registradores venden nombres de dominio; en realidad, estos nombres de dominio son propiedad de los registros y los usuarios solo pueden alquilarlos.

Objetivos de aprendizaje

Después de leer este artículo podrás:

  • Definir un registrador de nombres de dominio
  • Entender la diferencia entre un registrador, un registro y un registrante

Copiar enlace del artículo

¿Qué es un registrador de nombres de dominio?

Un registrador de nombres de dominio es una empresa que se encarga de la reserva de los nombres de dominio, así como de la asignación de direcciones IP para esos nombres de dominio. Los nombres de dominio son alias alfanuméricos utilizados para acceder a los sitios web; por ejemplo, el nombre de dominio de Google es "google.com" y su dirección IP es 192.168.1.1. Los nombres de dominio facilitan el acceso a los sitios web, para que no hay que memorizar e introducir direcciones IP numéricas. (Para más información sobre su funcionamiento, consulta ¿Qué es el DNS?)

Hay que tener en cuenta que los registradores no gestionan ni mantienen realmente los nombres de dominio; de esa parte se encarga un registro de nombres de dominio.

¿Cuál es la diferencia entre un registrador y un registro?

Los registros son organizaciones que gestionan los dominios de primer nivel (TLD) ('.com' y '.net'), concretamente al mantener los registros de qué dominios individuales pertenecen a qué personas y organizaciones. Estos registros los gestiona la Autoridad para la asignación de número de Internet (IANA), un departamento de la Corporación de Internet para nombres y números asignados (ICANN), una organización global que coordina varios procesos y bases de datos que dan soporte a las funcionalidades básicas de Internet.

Los registros delegan la venta comercial de los registros de nombres de dominio a los registradores. Por ejemplo, cuando un registrador vende un registro de dominio ".com" a un usuario final (o "registrante"), el registrador debe notificarlo a VeriSign, el registro para los dominios ".com". El registrador también debe pagar a VeriSign una tasa, que se incluye en el precio que el registrador cobra al usuario final.

Este acuerdo funciona de forma muy parecida a un concesionario de coches. Un cliente que esté interesado en adquirir un coche visita la sala de exposiciones, y un vendedor le muestra los coches disponibles. Si el cliente decide comprar un coche (y para este ejemplo, uno que no esté en el concesionario), el concesionario debe encargar el coche a un fabricante. En última instancia, el cliente recoge el coche y recibe el servicio de atención al cliente del concesionario.

Un registrador es como un concesionario de nombres de dominio, y el registro es como el fabricante. El registrador facilita las transacciones y proporciona servicios de asistencia, mientras que el registro se encarga de producir y entregar los bienes. Una diferencia clave entre el registro de un dominio y la compra de un coche es que los coches pueden ser propiedad de los consumidores, mientras que los nombres de dominio técnicamente solo se pueden alquilar.

¿Qué significa "poseer" un nombre de dominio?

Aunque la gente suele hablar de comprar y poseer nombres de dominio, la realidad es que los registros son los dueños de todos los nombres de dominio, y lo que hacen los registradores es ofrecer a los clientes la oportunidad de reservar esos nombres de dominio durante un tiempo limitado.

El periodo máximo de reserva de un nombre de dominio es de diez años. Un usuario puede conservar un nombre de dominio durante más de diez años, ya que los registradores suelen permitir la renovación de reserva de forma indefinida. Pero el usuario nunca es realmente el propietario del dominio, solo lo alquila.

¿Los registradores son los únicos que pueden vender registros de nombres de dominio?

Los distribuidores son otro tipo de organización que vende registros de nombres de dominio. Estos distribuidores venden nombres de dominio en nombre de un registrador a cambio de una comisión. Aunque estos distribuidores son legítimos, suelen funcionar como un negocio secundario, así que no suelen tener un servicio de atención al cliente específico.

Los sitios web de los distribuidores rara vez indican explícitamente que son distribuidores, y puede ser difícil distinguirlos de los registradores. Por suerte, hay una forma fácil de saber si una empresa es un registrador legítimo: ICANN tiene una lista publicada de todos los registradores de nombres de dominio acreditados y activos en su sitio web.

¿Cómo protegen los registradores de nombres de dominio la privacidad de los usuarios?

Todos los que reservan un nombre de dominio de primer nivel deben rellenar la información WHOIS de ese dominio. Se trata de información sobre la persona que registró el dominio (el registrante), que incluye su nombre, dirección de correo electrónico, dirección postal y número de teléfono.

Muchos registradores ofrecen la opción de un registro privado. En esta modalidad, la información del registrador se proporciona en el listado WHOIS de ese dominio, y el registrador actúa como proxy del registrante. Este registro privado es tan seguro como el registrador, ya que la información del registrante se encuentra en la base de datos del registrador.

¿Qué papel desempeñan los registradores en la seguridad de DNS?

Ya que son organizaciones que venden registros de dominios y tienen acceso a la información de registro, los registradores deben mantener sus datos y el acceso seguros ante agentes maliciosos.

En el pasado, algunos registradores desempeñaron un papel en los ataques de secuestro de dominio, que pueden cambiar el registro de un nombre de dominio sin el permiso de los registrantes originales, o abusar de los privilegios de los sistemas de alojamiento de dominios y del software del registrador. Un ejemplo de secuestro de dominio es el de un atacante que hace que un determinado dominio se dirija a un sitio web diferente, con el fin de suplantar al sitio original o interrumpir su actividad.

ICANN recomienda que los registradores tomen una serie de medidas para evitar el secuestro de dominios, incluyendo:

  • Mejor gestión de los AuthInfo Codes: códigos generados aleatoriamente que intervienen en el proceso de transferencia de dominios
  • Mejor implementación de los bloqueos de dominios: ajustes que impiden que los dominios sean transferidos
  • Mejora de la verificación de la identidad: para todos los procesos de registro
  • Mejora del mantenimiento de registros de los cambios de dominio

¿Es Cloudflare un registrador?

Cloudflare gestiona un registrador de nombres de dominio, que se llama, naturalmente, Cloudflare Registrar; y ofrece la renovación del registro de nombres de dominio sin aumentos de precios ni tarifas de renovación, e incluye algunas funciones de seguridad adicionales. En esencia, Cloudflare Registrar es gratuito: los únicos costes son los que cobran los registros y la ICANN.

Más información acerca de Cloudflare Registrar y cómo transferir tu propio dominio a Cloudflare aquí.