¿Qué es el DNS round-robin?

Round-robin DNS is a load balancing technique that involves using several different IP addresses for a single domain name.

Objetivos de aprendizaje

Después de leer este artículo podrás:

  • Describe round-robin DNS
  • Outline the pros and cons of using round-robin DNS for load balancing

Copiar enlace del artículo

¿Qué es el DNS round-robin?

El DNS Round-robin es una técnica de equilibrio de carga en la que el equilibrio lo realiza un tipo de servidor DNS llamado servidor de nombres autoritativo, en lugar de utilizar un hardware de equilibrio de carga específico. El DNS round-robin puede utilizarse cuando un sitio web o un servicio tiene su contenido alojado en varios servidores web redundantes; cuando se consulta al servidor de nombres autoritativo del DNS por una dirección IP, el servidor entrega una dirección diferente cada vez, operando en rotación. Esto es especialmente útil cuando los servidores web redundantes están separados geográficamente, lo que dificulta el equilibrio de carga tradicional. El round-robin es conocido por su facilidad de implementación, pero también tiene inconvenientes importantes.

Un servidor DNS con round-robin activado tendrá diferentes registros A, cada uno con el mismo nombre de dominio pero con una dirección IP diferente. Cada vez que se consulta al servidor DNS, envía la dirección IP con la que ha respondido más recientemente al final de la cola, operando en bucle. Las direcciones IP de un servidor DNS round-robin son como los jugadores de béisbol en una alineación de bateo: cada uno tiene un turno y luego vuelve al final de la cola.

¿Cuáles son los inconvenientes del DNS Round-Robin?

El método round-robin no siempre proporciona un equilibrio de carga distribuido de forma uniforme debido tanto al almacenamiento en caché del DNS como al almacenamiento en caché del lado del cliente. Si un usuario realiza una consulta DNS a un solucionador recursivo de tráfico particularmente alto para un sitio web concreto, ese solucionador almacenará en caché la IP del sitio web, enviando potencialmente una gran cantidad de tráfico a esa IP.

Otra desventaja es que no se puede depender de round-robin para la fiabilidad del sitio; si uno de los servidores deja de funcionar, el servidor DNS seguirá manteniendo la IP de ese servidor en la rotación de round-robin. Así que si hay 6 servidores y uno se queda sin conexión, se le denegará el servicio a uno de cada seis usuarios. Además, el DNS round-robin no tiene en cuenta la carga del servidor, el tiempo de transacción, la distancia geográfica y otros factores para los que se puede configurar el equilibrio de carga tradicional.

Algunos servicios de round-robin avanzados tienen métodos para superar algunas de las desventajas, como la capacidad de detectar los servidores que no responden y sacarlos de la rotación de round-robin, pero no hay manera de evitar el problema de la caché. Muchos proveedores de DNS, como Cloudflare DNS son compatibles con el DNS round-robin.