DNS dinámico

El DNS dinámico puede ayudar a garantizar que las consultas DNS funcionen incluso en el que caso de que el servicio web que se está buscando haya cambiado recientemente las direcciones IP.

Share facebook icon linkedin icon twitter icon email icon

DNS dinámico

Objetivos de aprendizaje

Después de leer este artículo podrá:

  • Definir DNS dinámico
  • Entender por qué es necesario un DNS dinámico

¿Qué es el DNS dinámico (DDNS)?

Muchos activos de internet, como las API o los sitios web, se ejecutan en conexiones de internet cuyas direcciones IP se cambian con frecuencia. Esto crea un problema en caso de que los operadores de tales activos quieran dar un nombre de dominio específico a un recurso hospedado, el cual, entonces, debe almacenar una dirección IP en los registros del Sistema de nombres de dominio (DNS). El DNS dinámico (DDNS) es un servicio que mantiene el DNS siempre actualizado con la dirección IP correcta para el activo de internet correspondiente, incluso si esa dirección IP se está actualizando constantemente.


Por ejemplo, si un administrador web está operando un sitio web pequeño, cuyo nombre de dominio es www.example.com y su dirección IP 1.2.3.4.5.6, cada vez que un usuario introduzca www.example.com en su navegador, el DNS le dirigirá al servidor de 1.2.3.4.5.6. Si el ISP de ese administrador cambia dinámicamente la IP a 1.2.3.4.5.7, un servicio de DNS dinámico podrá actualizar automáticamente los registros DNS del administrador para que cualquier usuario que intente visitar ahora www.example.com vaya a la dirección IP correcta.

¿Por qué algunas direcciones IP cambian?

En los inicios de Internet, las direcciones IP casi nunca cambiaban, por lo que la gestión de los dominios era mucho más simple. Pero el crecimiento rápido de la web y los ordenadores personales con acceso a Internet creó escasez de direcciones IP disponibles. Esto trajo el Protocolo de configuración dinámica de host (DHCP), que permite a los ISP asignar IPs a sus usuarios dinámicamente. Generalmente, los ISP tienen un grupo compartido de direcciones IP que asignan o «prestan» a los usuarios conforme las necesiten: durante toda su conexión o hasta que se alcance una cantidad máxima de tiempo. Aunque la introducción del IPV6 alivió el problema de escasez de direcciones IP, los ISP todavía usan a menudo DHCP, ya que proporciona mejor relación calidad-precio que las IP estáticas.


Las grandes empresas que operan servicios web enormes necesitan que sus ISP les proporcionen direcciones IP no cambiantes o “estáticas” a fin de poder funcionar usando prácticas de DNS estándar. En contraste, los servicios más pequeños tienden a ver sus direcciones IP cambiadas por sus ISP con mucha frecuencia, por lo que necesitan una solución DNS dinámica que mantenga sus registros DNS actualizados. Estos servicios más pequeños pueden ser, entre otros, sitios web de pequeñas empresas, sitios web personales, DVR o cámaras de seguridad.

¿Cómo funciona el DNS dinámico?

Hay varias empresas que ofrecen servicios de DNS dinámico con diversas funciones y tecnologías. Un método muy común de habilitar el DNS dinámico es proporcionar a los usuarios software que se ejecute en su equipo o router. Este software se comunica con el proveedor del servicio de DNS dinámico cada vez que las direcciones IP proporcionadas por el ISP se actualizan, y el proveedor de DNS dinámico actualiza entonces su DNS con tales cambios, lo cual quiere decir que las actualizaciones son casi automáticas.